jueves, 24 de octubre de 2013

VENEZUELA: POLITICAS PUBLICAS

Vías de contraflujo no deberían perpetuarse

El vao de la Gran Mariscal de Ayacucho funciona de manera irregular, según los usuarios | Foto: Omar Véliz
La ampliación en 7 kilómetros de la Vía de Alta Ocupación de la autopista Petare-Guarenas demuestra que los contraflujo se han convertido en la medida preferida por las autoridades para intentar aliviar el tránsito en la región metropolitana de Caracas.

Para Eddy Luz Cristiani, presidente del Instituto Metropolitano de Transporte, esos dispositivos deben aplicarse de manera temporal porque, aunque pueden tener efecto para lograr un impacto en la disminución de las colas, no constituyen una solución de fondo.

“Son medidas de carácter operativo que no necesariamente tienen que ser permanentes, pero si no hay políticas complementarias tienden a perpetuarse. Prueba de ello es el canal en contraflujo de Baruta. Es muy difícil concebir la autopista Prados del Este sin ese dispositivo que mejora la circulación, por eso se consolidan, en términos generales”, señala.

Sostiene que el Ministerio de Transporte Terrestre debe replantear esfuerzos para que el buen desempeño de la movilidad no dependa únicamente de los canales expresos. “Sería ideal que se mejore de forma integral el transporte colectivo, de manera que los ciudadanos se motiven a dejar el carro en casa para tomar un autobús. Eso contribuirá a que las vías estén muchos más despejadas y transitables”.

El presidente del Colegio de Ingenieros, Félix Ojeda, especialista en vías urbanas, explica que ante el incremento del parque automotor es imperiosa la necesidad de ampliar las vías que descongestionen el transporte de carga pesada, que en los canales expresos suelen causar accidentes y dejar sin efecto el beneficio que pueden tener los contraflujo. También, señala, deben diseñarse para evitar que tengan un efecto negativo en alguno de los sentidos. “El VAO de La Araña a Plaza Venezuela, por su mala planificación, tranca el tráfico desde el este hacia el centro de la ciudad. No se puede descongestionar una zona y comprometer el sentido contrario”.

Iniciativas. Diariamente, en el municipio Sucre se activan nueve sistemas de contraflujo en los sectores Palo Verde, Valle Fresco, Graveuca, Macaracuay, Mesuca, El Llanito y las avenidas Sucre, Río de Janeiro y Rómulo Gallegos, con resultados que mejoran el desplazamiento. Carla Natera, directora local de Transporte, advierte que en la entidad suelen registrarse protestas y accidentes de tránsito que dejan sin efecto la alternativa.

“Pensamos que es la forma de privilegiar con otro canal al grueso de usuarios que se desplaza en horas pico. Los resultados han sido muy positivos. Hemos mejorado de 30% a 40% los trayectos en la jurisdicción, pero creo que las políticas del Estado deben orientarse hacia la masificación del transporte, para acabar con las colas que son las que obligan a habilitar los contraflujo”.

No todas las iniciativas han sido exitosas en Sucre, pues en 2010 fue eliminado el contraflujo entre las avenidas Sanz de El Marqués y la Francisco de Miranda. En el municipio Baruta funcionan tres vías de contraflujo de manera permanente: el de la autopista de Prados del Este, que administra la Policía Nacional Bolivariana; y el del bulevar de El Cafetal y el de Concresa que lleva hasta el sector Los Campitos, a cargo de la policía municipal.

“Hay otro en Alto Prado por la reparación de un hundimiento que se está atendiendo. Si la situación lo amerita, en el parque Vizcaya se aplica el mismo dispositivo. A la PNB le corresponde custodiar los VAO de tipo metropolitano, que abarcan varios municipios. Nuestro órgano local es el encargado de controlar los desplazamientos en Baruta”, dijo Lismar Ramos, titular de Transporte en ese municipio.

Señala que no todos los canales en contravía son VAO. “Lo que lo hace VAO es la cantidad de personas por vehículo, como en la autopista de Prados del Este, donde deben ir por lo menos dos ocupantes”.

Sin contratiempos

El 14 de octubre se habilitaron 7 kilómetros más de contraflujo, que se sumaron a los 11 con los que intentaban agilizar el tránsito en la autopista Gran Mariscal de Ayacucho en sentido Guarenas–Petare. Los usuarios señalan que aunque el tránsito ha mejorado, el dispositivo funciona de manera irregular. Gabriela Ortiz viaja en horas pico de Guarenas a Caracas sin contratiempos a través de la vía expresa. “Solo se permite el paso del transporte colectivo y eso me parece genial, pues también favorece a quienes viajan en carro porque tienen la vía más despejada. Creo que el Ministerio de Transporte Terrestre entendió la necesidad de quienes vivimos en Guatire y Guarenas, pero necesitamos que se cumplan los horarios. No es posible que 10 o 15 minutos antes de las 9:00 am ya esté cerrado el acceso. Recordemos que el horario es para los usuarios y no para los funcionarios”
Fuente: El Nacional

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada